The money masters 4

25 noviembre 2009

Aquí los capitulos 13 al 16.

Anteriormente nos quedamos con la creación del nuevo banco central americano, el First Bank of the United States, el cual era una continuación del anterior banco central llamado el Bank of North America. Ambos bancos eran un intento por parte del grupo que llamamos “los cambistas” por retener el poder de emisión de dinero en America y a través de la deuda controlar el país.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

The money masters 3

13 noviembre 2009

Aqui van los capitulos 9 al 12. Anteriormente nos quedamos en las tensiónes existentes entre las colonias americanas y el poder colonial ingles, la decisión de las colonias de imprimir su propio papel moneda y la reacción del Banco de Inglaterra para poner límite esta capacidad.

En los siguientes capitulos hablaremos de la creación en 1781 del primer banco central en los Estados Unidos, llamado el “Bank of North America“. Después hablaremos de la Convención Constitucional de 1787 de donde salió la constitución de los Estados Unidos y de como las fuerzas de los cambistas se aplicaron para conseguir que la constitución no mencionara nada en relación a quien tenía la potestad de la impresión del dinero. Después, tras la finiquitación del “Bank of North America” vendría la creación de otro banco central privado, el “First Bank of the United States“, en 1791, dirigido por las mismas personas que dirigian el “Bank of North America” (diferente collar, mismo perro). Por ultimo, en el capítulo 12, una pequeña introducción al papel de Napoleón en Europa.

En el siguiente post hablaremos de la muerte del “First Bank“, la importancia de la batalla de Waterloo, la creación del “Second Bank of the United States“, y la batalla a muerte de Andrew Jackson, el septimo presidente de los Estados Unidos, por acabar (de nuevo) con el banco central de su pais.

TMM_9_10_11_12.pdf pdf

(Para aquellos que no pueden leer PDF’s, abajo hay una versión en texto plano, eso sí, sin imagenes. Si quieres imágenes, hay que bajarse el PDF)

.

The Money Masters 1
https://xjmblog.wordpress.com/2009/10/21/the-money-masters-1/
.
The Money Masters 2
https://xjmblog.wordpress.com/2009/11/03/the-money-masters-2/
.
The Money Masters 3
https://xjmblog.wordpress.com/2009/11/13/the-money-masters-3/
.
The Money Masters 4
https://xjmblog.wordpress.com/2009/11/25/the-money-masters-4/
.
The Money Masters 5
https://xjmblog.wordpress.com/2010/01/01/the-money-masters-5/
.
The Money Masters 6
https://xjmblog.wordpress.com/2010/02/15/the-money-masters-6/
.
The Money Masters 7       
https://xjmblog.wordpress.com/2010/03/17/the-money-masters-7/
.
The Money Masters Final

https://xjmblog.wordpress.com/2010/03/29/the-money-masters-final/

.

9.    El Banco de Norte América

Hacia el final de la revolución americana, el Congreso Continental se reunió en el Independence Hall para tratar su desesperada necesidad de dinero. En 1781 se le dio permiso a Robert Morris, en su calidad de superintendente financiero, para la creación de un banco central privado. Casualmente, Morris era un hombre rico quien se hizo todavía más rico durante la revolución comerciando con material bélico.

Robert Morris

Llamado el Banco de Norte América (“Bank of North America”), el nuevo banco seguía el mismo modelo que el Banco de Inglaterra. En concreto, se le permitió trabajar aplicando el método de reservas fraccionarias. Recodemos que este método consistía en poder prestar dinero que no tenía y cobrar interés sobre estos préstamos. Si usted o yo hiciésemos lo mismo, seríamos acusados de fraude.

El acta fundacional del banco requería que los inversores privados aportaran 400.000 dólares de capital inicial. Cuando Morris se percató que no sería posible obtener este dinero de inversores privados, utilizó descaradamente su influencia política para disponer que el oro que Francia había prestado a los Estados Unidos, fuera depositado en el banco. Después, se prestó ese dinero a sí mismo y a sus amigos para reinvertirlo en acciones del banco. Y al igual que con el Banco de Inglaterra, al Banco de Norte América se le dio el monopolio sobre la moneda nacional.

Pronto, los peligros se hicieron visibles. El valor de la moneda americana continuaba su caída. Así que 4 años después, en 1785, el acta del banco no fue renovada. El líder en la lucha para “matar” al banco fue William Findley de Pensilvania, quien explicó el problema de la siguiente forma :

“Esta institución, no teniendo ningún principio salvo el de la avaricia, no variará nunca su objetivo … que es el de acumular tanta riqueza, poder, e influencia como el Estado…” 

William Findley

Los hombres detrás del Banco de Norte América eran Alexander Hamilton, Robert Morris, y el presidente del banco Thomas Willing, y no tenían ninguna intención de rendirse.

Tan sólo 6 años después de la revocación del acta del banco, Alexander Hamilton, en aquel momento Secretario del Tesoro, y su mentor Robert Morris, forzaron al congreso a aceptar un nuevo acta de creación para un nuevo banco central privado, llamado el Primer Banco de los Estados Unidos (“First Bank of the United States”). De nuevo el presidente del banco fue Thomas Willing. Los jugadores eran los mismos, sólo el nombre del banco fue modificado

10.    La Convención Constitucional

En 1787, los líderes de las colonias americanas se reunieron en Filadelfia para modificar los artículos inoperantes de su Confederación.

Como vimos con anterioridad, tanto James Madison como Thomas Jefferson manifestaban una posición totalmente opuesta a la creación de un banco central privado, pues ambos tenían constancia de los problemas causados por el Banco de Inglaterra. No querían saber nada del tema, tal y como explica Jefferson en la siguiente cita :

“Si el pueble americano permite alguna vez que los bancos controlen la emisión de su moneda, primero mediante la inflación, y luego mediante la deflación, los bancos y las corporaciones que crecen alrededor de los bancos, desposeerán al pueblo de toda propiedad hasta que un día sus hijos se despierten sin hogar en la tierra que sus padres conquistaron.” 

Thomas Jefferson

Durante el debate sobre el futuro sistema monetario, otro de los padres fundadores, Gouverneur Morris, fustigó las motivaciones de los dueños del Banco de Norteamérica.

Gouverneur Morris, encabezaba el comité que escribió el proyecto final de la Constitución de los Estados Unidos. Morris conocía bien las motivaciones del  banco, ya que junto con su antiguo jefe, Robert Morris, y junto con Alexander Hamilton, habían sido los encargados de presentar la propuesta original para la creación del Banco de Norte América, durante el Congreso Continental del último año de la revolución.

En una carta escrita a James Madison el 2 de Julio de 1787, Gouverneur Morris le revela lo que realmente está pasando :

“Los ricos se esforzarán para establecer su dominio y esclavizar al resto. Siempre lo han hecho. Siempre lo harán … Tendrán el mismo efecto aquí como en cualquier otro lugar, si no conseguimos [mediante el poder del] gobierno, mantenerlos dentro de sus propias esferas de actuación.” 

Gouverneur Morris

A pesar de la deserción de Gouverneur Morris de las filas del banco, Alexander Hamilton, Robert Morris, Thomas Willing, y los bancos europeos que los respaldaban no iban a abandonar.

Sus esfuerzos conjuntos convencieron al grueso de los delegados de la Convención Constitucional de que no dieran al congreso el poder de emitir papel moneda.

La mayoría de los delegados aun estaban recuperándose del shock experimentado durante la salvaje inflación sufrida por el papel-moneda durante la revolución.

Los delegados habían olvidado lo bien que había funcionado el ‘Colonial Scrip’ antes de la guerra, pero el Banco de Inglaterra no lo olvidaba. Los cambistas no podían permitir que los Estados Unidos imprimieran su propio dinero nuevamente.

Es por este motivo que la redacción de la Constitución no menciona este tema, y este serio defecto dejó la puerta completamente abierta a los cambistas, exactamente tal y como había sido planeado por los cambistas.

11.    El Primer Banco de los Estados Unidos (“First Bank of United States”

En 1790 no habían pasado ni 3 años de la creación de la Constitución, pero los cambistas atacaron de nuevo. El recién designado Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Alexander Hamilton, elevó un proyecto al Congreso, solicitando la creación de un banco central privado. Ese mismo año es conocido por el famoso comentario que hizo Amshel Rothschild desde su banco matriz en Frankfurt:

“Déjenme imprimir y controlar el dinero de una nación, y no me importará quien haga las leyes.” 

Amshel Rotschild

Charles Collins, candidato presidencial, lo expresó de la siguiente forma :

“Alexander Hamilton fue una herramienta de los banqueros internacionales, su trabajo era crear el Banco de los Estados Unidos, … y así lo hizo.” 

Charles Collins

Notemos que uno de los primeros trabajos de Alexander Hamilton después de graduarse como abogado en 1782, fue como ayudante de Robert Morris, el jefe del anterior Banco de Norteamérica. De hecho, un año antes, Hamilton le había remitido una carta a Morris en la que  decía : “Una deuda nacional, si no es excesiva, sería una bendición nacional para nosotros”

¿Una bendición para quién? Después de un año de intenso debate, el congreso aprobó el proyecto de Hamilton en 1791, y se accedió a la creación del banco. El nuevo banco fue llamado el ‘Primer Banco de los Estados Unidos’ (“First Bank of the Unites States”), y se le concedió licencia para emitir el dinero de los Estados Unidos durante un período de 20 años.

First Bank of the United States (Filadelfia)

Se le dio el monopolio total sobre la impresión de moneda, a pesar de que el 80% de sus acciones pertenecían a inversores privados. El 20% restante fue comprado por el gobierno de los Estados Unidos. Parecería que el objetivo era darle al gobierno una parte del control, pero nada más lejos de la realidad. El objetivo era que el gobierno suministrara el capital para el 80% restante de los socios.

Como pasó con el anterior Banco de Norte América, y con el aun anterior Banco de Inglaterra, los accionistas nunca pagaron el importe total de su participación. El gobierno de los Estados Unidos aportó los primeros 2 millones de dólares en efectivo. Después, el banco, por medio de la antigua magia del préstamo con reserva fraccionaria, extendió créditos al resto de inversores para que pudieran presentar los 8 millones de dólares de capital restante, necesarios para esta inversión sin  riesgo.

Al igual que con el Banco de Inglaterra, el apelativo de “Banco de los Estados Unidos” fue cuidadosamente elegido para el propósito de ocultar el control privado del mismo. Y al igual que ocurrió con el Banco de Inglaterra, el nombre de los inversores nunca fue revelado.

Muchos años después se comentó que los propios Rothschilds fueron el poder detrás del viejo Banco de los Estados Unidos.

El banco fue presentado al Congreso como una forma de traer estabilidad al sistema bancario y eliminar la inflación. Así que veamos lo que pasó.

Durante los primeros cinco años de funcionamiento, el gobierno de los Estados Unidos tomó prestados 8,2 millones de dólares del Banco de los Estados Unidos, un banco privado, recordemos. Durante ese mismo período de cinco años, los precios aumentaron un 72%. Jefferson, en calidad de nuevo Secretario de Estado, miraba el endeudamiento con tristeza y frustración, incapaz de hacer nada para detenerlo:

“Desearía que fuera posible realizar una sola enmienda a nuestra Constitución … quitándole al Gobierno Federal la capacidad para endeudarse.” 

Thomas Jefferson

Millones de norteamericanos sienten lo mismo en la actualidad. Observan con desesperada frustración como el Gobierno Federal endeuda progresivamente la economía hasta su destrucción.

Resumiendo, aunque fue llamado el Primer Banco de los Estados Unidos, no era el primer intento de crear un banco central privado en el país. Al igual que con el Banco de Norteamérica, el gobierno puso la mayor parte del dinero necesario para que el banco empezase a funcionar. Después, los banqueros se prestaron el dinero entre sí para comprar las acciones restantes. Fue una estafa, una sencilla y simple estafa. Y no fueron capaces de mantenerla por mucho tiempo.

Pero antes de seguir tenemos que viajar de nuevo a Europa para ver como un único hombre fue capaz de manipular la economía británica al completo, al conseguir la primicia de la derrota final de Napoleón.

12.    El ascenso de Napoleón

El Banco de Francia fue creado en París, en el año 1800, a imagen del Banco de Inglaterra. En esos años Francia era gobernada por Napoleón, quien nunca confío en el Banco de Francia. Napoleón dijo que cuando un gobierno es dependiente de los bancos para conseguir dinero, entonces los banqueros, y no los líderes del gobierno, son los que tienen el control:

“La mano que da está por encima de la mano que recibe. El dinero no tiene patria; los banqueros y financieros no tienen ni patriotismo ni decencia; su única meta es el beneficio.” 

Napoleón Bonaparte

De nuevo en América, una ayuda inesperada para Napoleón estaba a punto de llegar. En el  año 1800, Thomas Jefferson derrotó por escaso margen a John Adams, convirtiéndose en el tercer presidente de los Estados Unidos.

En 1803, Jefferson y Napoleón hicieron un trato. Estados Unidos le daría a Napoleón tres millones de dólares en oro, a cambio de un pedazo de territorio al oeste del río Mississippi, lo que se conoció posteriormente como la compra de Louisiana.

Con esos tres millones Napoleón erigió rápidamente un ejército y se lanzó hacia Europa, conquistando todo a su paso.

Pero el Banco de Inglaterra pronto se alzó para oponerse a él. El Banco de Inglaterra financió a toda nación que se opuso a Napoleón, recogiendo en el proceso las enormes ganancias que la guerra genera a aquellos que saben con qué negociar. Prusia, Austria, y finalmente Rusia, todos ellos se endeudaron en gran medida, en un intento inútil de frenar a Napoleón.

Cuatro años después, con el grueso del ejército francés en Rusia, Nathan Rothschild, a la edad de 30 años y en calidad e cabeza de la oficina londinense de la familia Rothschild, se hizo cargo personalmente de un arriesgado plan. El plan consistía en enviar hacer pasar un cargamento de oro a través de Francia hasta España. Su destinatario era el Duque de Wellington, quien debía financiar con este cargamento un nuevo ataque sobre los ejércitos de Napoleón desde España.

Nathan se enorgullecía posteriormente en una cena en Londres diciendo que fue el mejor negocio que jamás hizo. No sabía todavía que en el muy corto plazo haría otro negocio aun mejor.

Los ataques de Wellington desde el sur y otras derrotas forzaron a Napoleón a abdicar en favor de Luis XVIII, quien fue coronado rey de Francia. Napoleón fue exiliado a la isla de Elba, una pequeña isla cerca de la costa italiana, supuestamente exiliado de Francia para siempre.

Mientras Napoleón estaba exiliado en Elba, temporalmente derrotado por Inglaterra con la ayuda financiera de los Rothschilds, América trataba de liberarse de su propio banco central.

.

The Money Masters 1
https://xjmblog.wordpress.com/2009/10/21/the-money-masters-1/
.
The Money Masters 2
https://xjmblog.wordpress.com/2009/11/03/the-money-masters-2/
.
The Money Masters 3
https://xjmblog.wordpress.com/2009/11/13/the-money-masters-3/
.
The Money Masters 4
https://xjmblog.wordpress.com/2009/11/25/the-money-masters-4/
.
The Money Masters 5
https://xjmblog.wordpress.com/2010/01/01/the-money-masters-5/
.
The Money Masters 6
https://xjmblog.wordpress.com/2010/02/15/the-money-masters-6/
.
The Money Masters 7       
https://xjmblog.wordpress.com/2010/03/17/the-money-masters-7/
.
The Money Masters Final

https://xjmblog.wordpress.com/2010/03/29/the-money-masters-final/

.


The money masters 2

3 noviembre 2009

En los capítulos anteriores supimos de la existencia de un grupo llamado “los cambistas”, de como su presencia se remonta a la época de Jesús, su influencia en la Roma de los Césares, y como su poder en la edad media se articula a través de los artesanos orfebres o goldsmiths.

Vimos una breve introducción al concepto del dinero-papel como sustituto del dinero-moneda y a la relación entre el control de la emisión de dinero y las fases de expansión y contracción de la economía.

Lee el resto de esta entrada »