The money masters 4

Aquí los capitulos 13 al 16.

Anteriormente nos quedamos con la creación del nuevo banco central americano, el First Bank of the United States, el cual era una continuación del anterior banco central llamado el Bank of North America. Ambos bancos eran un intento por parte del grupo que llamamos “los cambistas” por retener el poder de emisión de dinero en America y a través de la deuda controlar el país.

En el documento de esta entrada veremos lo que le pasó al First Bank y como pese a su desaparación, los cambistas volvieron al ataque con el Second Bank. También veremos la toma de control por parte de Nathan Rothschild de la bolsa de Londres a raiz de la batalla de Waterloo contra Napoleón y la no menos encarnizada batalla del presidente Andrew Jackson por arrancar los tentáculos del banco de dentro del gobierno federal.

En la proxima entrada hablaremos de Abraham Lincoln, del retorno al standard oro, del papel que juega la plata, y del crash de 1907 y de JPMorgan

Saludos

TMM_13_14_15_16.pdf

 

(Para aquellos que no pueden leer PDF’s, abajo hay una versión en texto plano, eso sí, sin imagenes. Si quieres imágenes, hay que bajarse el PDF)

.

The Money Masters 1
https://xjmblog.wordpress.com/2009/10/21/the-money-masters-1/
.
The Money Masters 2
https://xjmblog.wordpress.com/2009/11/03/the-money-masters-2/
.
The Money Masters 3
https://xjmblog.wordpress.com/2009/11/13/the-money-masters-3/
.
The Money Masters 4
https://xjmblog.wordpress.com/2009/11/25/the-money-masters-4/
.
The Money Masters 5
https://xjmblog.wordpress.com/2010/01/01/the-money-masters-5/
.
The Money Masters 6
https://xjmblog.wordpress.com/2010/02/15/the-money-masters-6/
.
The Money Masters 7       
https://xjmblog.wordpress.com/2010/03/17/the-money-masters-7/
.
The Money Masters Final

https://xjmblog.wordpress.com/2010/03/29/the-money-masters-final/

.

13.    La muerte del “First Bank”

En 1811 se envió al congreso de los Estados Unidos la solicitud de renovación de funciones para el “First Bank of United States”. El debate fue acalorado, y los legisladores de Pennsylvania y Virginia pasaron solicitudes en las que pedían al congreso la desaparición del banco. El núcleo de la prensa de entonces atacó abiertamente al banco definiéndole con adjetivos tales como “gran estafador”, “buitre”, “víbora” y “cobra”.

¡Ojalá tuviéramos hoy en día una prensa independiente en los Estados Unidos!

Un congresista llamado P.B. Porter atacó al banco desde el mismo congreso, declarando que si la concesión del banco era renovada, el congreso “habrá plantado en la semilla de nuestra joven constitución una víbora, que un día, más pronto o más tarde, aguijoneará las libertades de nuestra nación hasta el corazón mismo.”

Las previsiones no parecían demasiado buenas para el banco. Algunos historiadores incluso han puesto en boca de Nathan Rothschild advertencias a los Estados Unidos de que el país se vería envuelto en la más desastrosa de las guerras, si la concesión del banco no era renovada. Pero no fue bastante.

Cuando las aguas se calmaron, el  proyecto de renovación fue derrotado por un solo voto en el Congreso y definitivamente eliminado en el Senado. En ese momento gobernaba en la casa blanca James Madison, el cuarto presidente de los Estados Unidos. Recuerden, Madison era un firme oponente al banco, y su vicepresidente George Clinton, fue quien rompió el empate de poderes en el senado y mandó al banco al olvido.

Cinco meses más tarde, Inglaterra atacó a los Estados Unidos dando comienzo a la guerra de 1812. Pero los británicos estaban todavía ocupados batallando con Napoleón, y la guerra acabó en empate en 1814.

Aunque los cambistas fueron temporalmente derrotados, estaban lejos de rendirse. Iban a necesitar solo dos años más para reinstalar firmemente su banco, ahora más fuerte y más grande que nunca.

14.    La batalla de Waterloo

Y ahora, volvamos a Napoleón, porque ningún otro evento en la historia demuestra de manera tan precisa la genialidad de la familia  Rothschild, como es la toma de control de la Bolsa de valores británica justo después de la batalla de Waterloo.

En el año 1815, un año después del fin de la guerra en América, Napoleón escapó de su exilio en Elba y se dirigió a París. Tropas francesas fueron enviadas a capturarlo, pero era tal su carisma que los soldados se pusieron del lado de su antiguo líder y saludándolo como emperador nuevamente.

En marzo de 1815 Napoleón formó un ejército que sería derrotado tres meses después por el Duque de Wellington en lo que se conoció como la batalla de Waterloo.

Algunos estudiosos dicen que Napoleón pidió prestado 5 millones de libras al Banco de Inglaterra para rearmarse pero parece que estos fondos provinieron del banco Hubard Banking House en París.

No obstante, desde este momento en adelante no será inusual encontrar a los bancos centrales privados financiando ambos lados en una guerra. ¿Por qué un banco central querría financiar a ambos bandos en una guerra? Porque la guerra es el mayor generador de deuda que existe.

Una nación se endeudaría por la cantidad que fuera necesario, en pos de la victoria. Al perdedor se le prestaría justo lo necesario para mantener vanas esperanzas de victoria, mientras que al ganador se le daría lo necesario para ganar. Además esos préstamos se suelen conceder con la garantía de que el bando victorioso honrará las deudas del vencido.

Waterloo se encuentra 300 kilómetros al norte de París, en lo que hoy es Bélgica. Aquí Napoleón sufrió su derrota final, en una batalla en la que miles de ingleses y franceses dieron sus vidas e3 18 de julio de 1815. En esta batalla 74.000 soldados franceses se enfrentaron a 67.000 tropas inglesas y de otras naciones europeas. El resultado de la batalla era incierto. En realidad, si Napoleón hubiera atacado unas pocas horas antes probablemente hubiera ganado el combate.

Pero independientemente de qué bando fuera el ganador o el perdedor en Waterloo, en Londres, Nathan Rothschild planeaba utilizar esta oportunidad para tomar control sobre la bolsa de valores inglesa, y posiblemente incluso del propio Banco de Inglaterra.

Nathan Rothschild apostó un agente de confianza, llamado Rothsworth, en el lado norte del campo de batalla, cerca del Canal de la Mancha. Una vez la batalla estuvo decidida, Rothsworth cruzó el canal apresuradamente, y entregó la noticia a Nathan Rothschild 24 horas antes de que el propio correo de Wellington trajera la noticia a Londres.

Enterado del resultado de la contienda, Nathan Rothschild se dirigió apresuradamente en dirección a la bolsa de valores y adoptó su posición habitual frente a una de las columnas del edificio. Todos los ojos estaban puestos sobre él, pues la red de comunicación de los Rothschild era reconocida por todos. Si Wellington había sido derrotado y Napoleón aumentaba su poder en el continente nuevamente, entonces la situación financiera de Inglaterra era muy grave.

Rothschild adoptó un semblante abatido, se mantuvo quieto, con los ojos bajos, y en un determinado momento empezó a vender.

Los otros inversores, nerviosos a la espera de noticias que no llegaban, vieron como Rothschild vendía. Su reacción solo podía significar una cosa: Napoleón había ganado la batalla y Wellington había sido derrotado. La bolsa empezó a caer.

Rápidamente los demás inversores se pusieron a vender sus títulos y bonos del gobierno inglés y los precios cayeron abruptamente.

Después Rothschild dio orden a su red de agentes de comprar esos mismos títulos por una fracción de lo que valían horas antes.

¿Mito? ¿Leyenda? Cien años más tarde el New York Times publicaba una historia en la que relataba como el nieto de Nathan Rothschild estaba intentando conseguir una orden judicial para impedir la publicación de un libro que incluía la historia que acabamos de relatar. La familia Rothschild reclamaba que la historia era mentira y difamante. El juez denegó la solicitud y ordenó a la familia a pagar los costes judiciales.

Lo que es más interesante de esta historia es que algunos autores coinciden en que el día después de Waterloo, en cuestión de horas, Nathan Rothschild pasó a dominar no sólo la bolsa de valores de Londres, si no también el propio Banco de Inglaterra

Independientemente de si la familia Rothschild  lograra o no obtener el control sobre el Banco de Inglaterra, el primer y más rico banco central privado en una gran nación europea, una cosa es cierta, y es que a mediados del 1800 los Rothschild eran de lejos la familia más rica del mundo.

Ellos dominaron los nuevos mercados de bonos gubernamentales y se diversificaron hacia otros bancos y hacia la industria. De hecho, el siglo XIX fue conocido como la era de los Rothschilds.

A pesar de esta incalculable riqueza, la familia ha cultivado generalmente un aura de invisibilidad. Aunque la familia controla amplios segmentos de la industria, el comercio, la minería y el turismo, sólo unas pocas empresas llevan el nombre de Rothschild.

Logo Rothschild (uno de varios)

Hacia el final del siglo 19, un experto estimó que la familia Rothschild controlaba la mitad de la riqueza del mundo. Cualquiera que haya sido la extensión de su vasta riqueza, es razonable pensar que su porcentaje sobre la riqueza mundial ha crecido desde entonces.

Pero desde inicios del siglo XX, los Rothschild han transmitido con bastante éxito la noción de que su poder se ha reducido, a pesar de que su riqueza no ha hecho más que aumentar.

15.    Segundo Banco de los Estados Unidos

Mientras tanto en Washington, en 1816, un año después de la batalla de Waterloo y de la presumible toma de control del Banco de Inglaterra por parte de Nathan Rothschild, el Congreso norteamericano aprobó la creación de otro banco central privado. Este nuevo banco pasó a llamarse el Segundo Banco de los Estados Unidos (“Second Bank of the US”).

La regulación del nuevo banco era una copia de las regulaciones existentes en los bancos anteriores. El gobierno de los Estados Unidos tendría un 20% de las acciones, siendo el Tesoro de los Estados Unidos el encargado de pagar su parte en primer lugar, directamente a las arcas del banco.

Después, por medio de la magia de la reserva fraccionaria este importe fue transformado en créditos otorgados a inversores privados quienes compraron el 80% de las acciones restantes.

Al igual que en los casos anteriores, la identidad de los accionistas principales se mantuvo en secreto. Pero se sabe que la mayor parte de las acciones, cerca de un tercio del total, fueron vendidas a personas no estadounidenses. Como dijo un observador “Ciertamente no es una exageración decir que el Segundo Banco de Estados Unidos estaba tan profundamente arraigado en Inglaterra como lo estaba en los Estados Unidos.”

Algunos autores afirman que para 1816 los Rothschilds disponían no solo del control sobre el Banco de Inglaterra sino que además el banco central privado en los Estados Unidos había sido creado con su apoyo y respaldo.

16.    Andrew Jackson

Después de 12 años de manipulación de la economía de los por parte del Segundo Banco de los Estados Unidos (“Second Bank of the United States”) el pueblo americano ya había tenido bastante. Los oponentes al banco nominaron para presidente a un senador de Tennessee llamado Andrew Jackson, héroe de la batalla de New Orleans. La realidad era que nadie creía seriamente que tuviera posibilidades de llegar a ser presidente los Estados Unidos.

El banco había aprendido hacía tiempo la forma de controlar los procesos políticos con la ayuda de dinero. Pero para sorpresa y consternación de los cambistas, Andrew Jackson fue elegido presidente en 1828.

Andrew Jackson 

(7º presidente de los Estados Unidos 1829-1837)

El presidente Andrew Jackson tenía la firme determinación de eliminar el banco en la primera oportunidad que se le presentase y aunque lo intentó de varia formas, la realidad era que el acta del banco había sido aprobada para un período de 20 años, y su renovación no se presentaría hasta 1836, el último año del segundo mandato de Jackson, si era capaz de sobrevivir tanto.

Durante su primer mandato Jackson se tuvo que conformar con expulsar del gobierno a los múltiples lacayos que el banco tenía dentro. Despidió a 2.000 de los 11.000 empleados de que disponía el gobierno federal.

En 1832, con la re-elección acercándose, el banco atacó con anticipación, esperando que Jackson no querría entrar en controversias antes del período electoral. El banco pidió al congreso una renovación del acta del banco, cuatro años antes de que venciera el acta en curso. Por supuesto, el Congreso accedió y se envió el proyecto al presidente para su firma.

Pero Jackson se metió en el tema con todas sus consecuencias y para sorpresa de todos, vetó la ley. El mensaje para el pueblo que adjuntó al veto es uno de los documentos más importantes de los Estados Unidos. En el documento, el presidente Jackson establece claramente la responsabilidad del gobierno hacia sus ciudadanos, ricos y pobres.

“No son sólo nuestros ciudadanos los que tienen que recibir la generosidad de nuestro gobierno. 

Más de ocho millones en acciones de este banco están en manos de extranjeros …

¿No hay acaso peligro para nuestras libertades e independencia, en un banco cuya naturaleza tiene tan poco que ver con nuestro país? …”

Controlar nuestra moneda, recibir nuestro dinero público, y mantener a miles de nuestros ciudadanos en condiciones de dependencia … sería algo más temible y peligroso que el poder militar de un enemigo.

Si el [gobierno] se limitara a proteger y dar sus favores al igual que hacen los cielos, haciendo llover sin distinción sobre grandes y pequeños, ricos y pobres, sería una bendición sin precedentes.

En el proyecto que tengo delante de mí parece haber un amplio e innecesario alejamiento de estos sabios y justos principios.””

Andrew Jackson

Más tarde, en Julio de 1832, el Congreso fue incapaz de rechazar el veto de Jackson. Ahora el presidente Andrew Jackson se enfrentaba la re-elección, y decidió plantear la situación de frente al pueblo. Por primera vez en la historia, un presidente realizaba su campaña presidencial saliendo a las calles y a los pueblos. Anteriormente, los candidatos presidenciales permanecían en casa y se mostraban “presidenciables”. El eslogan de su campaña fue”¡Jackson y sin banco!” (“Jackson and no bank“)

El Partido Nacional Republicano (“National Republican Party”) presentó contra Jackson al senador Henry Clay. A pesar del hecho de que los banqueros pusieron 3 millones de dólares a disposición de la campaña presidencial de Clay, el país reeligió a Jackson de manera aplastante en Noviembre de 1832. Pese a la victoria presidencial, Jackson sabía que la batalla no hacía sino empezar “¡La corrupción de la Hidra está frenada, no muerta!“, anunció el nuevo presidente electo.

Jackson ordenó a su nuevo Secretario del Tesoro, Louis McLane, empezar a retirar los depósitos que el estado tenía en el “Second Bank of the United States” y depositarlos en bancos estatales. Cuando McLane se negó, Jackson lo destituyó de su cargo y nombró a William Dwaine como nuevo Secretario del Tesoro. Dwaine también se negó a obedecer la orden del presidente y fue nuevamente destituido. Jackson nombró después a Roger B. Taney para el puesto.

Taney sí retiró los fondos estatales del banco, empezando el 1 de Octubre de 1833. Jackson estaba exultante: “¡Tengo una cadena y tengo listos los clavos, para extraer cada uno de los dientes del banco y finalmente el tronco!”

Pero el banco todavía no había abandonado la batalla. Su cabeza, Nicolas Biddle, utilizó su influencia para que el Senado rechazara el nombramiento de Taney. Luego, en una extraña muestra de arrogancia, Biddle amenazó con causar una depresión si el acta del banco no era aprobada de nuevo a su vencimiento:

“Este valeroso presidente cree que por haber arrancado el cuero cabelludo de algunos indios y encarcelado a algunos jueces, podrá actuar de la misma forma con el Banco. Está muy equivocado.” 

Nicholas Biddle

Luego, en una increíble muestra de honestidad para el responsable de un banco central, Biddle admitió que el banco iba a hacer que el dinero fuera escaso para forzar al Congreso a restaurar el acta el banco:

“Solo el sufrimiento generalizado producirá algún efecto en el Congreso … Nuestro única seguridad reside en continuar con pulso firme nuestra política de restricción de dinero … y no tengo ninguna duda de que el mantenimiento de esta acción conducirá de forma segura al restablecimiento de la moneda y a la aprobación de nuevo del acta del banco.” 

Nicholas Biddle

Qué revelación tan impactante. Aquí se encuentra la verdad en estado puro, revelada con una claridad escandalosa. Biddle amenaza con utilizar el poder del banco para contraer el dinero en circulación y así causar una depresión económica, hasta que América se dé por vencida. Desafortunadamente esto ha ocurrido ya una y otra vez en la historia de los Estados Unidos y está a punto de ocurrir nuevamente en el mundo de hoy.

Nicolas Biddle cumplió su amenaza. El banco se encargó de contraer rápidamente el suministro de dinero reclamando el pago de las deudas existentes y restringiendo la concesión de nuevos créditos. El pánico financiero llegó, seguido de una profunda depresión.

Naturalmente, Nicolas Biddle culpó al presidente Jackson, alegando que la crisis fue causada por la retirada de los fondos federales del banco. Desafortunadamente su plan dio resultado. Los salarios y los precios se desplomaron, el desempleo creció junto con las bancarrotas. La nación rápidamente fue testigo de alborotos. Los periódicos maldijeron a Jackson en sus editoriales. El banco amenazó con retener los pagos a los funcionarios, los cuales podrían ser liberados puntualmente hacia políticos claves a cambio de su apoyo.

En sólo unos meses el congreso se reunió en lo que posteriormente se denominó “la sesión del pánico”. Seis meses después de que ordenase retirar los fondos del banco, Jackson fue oficialmente desacreditado por una resolución del senado con 26 votos a favor y 20 en contra. Era la primera vez que el congreso sancionaba a un presidente. Jackson se volvió a enfrentar al banco: “Sois un nido de víboras, tengo la intención de arrancaros de nuestro país y por el Dios eterno juró que lo haré.”

El destino de los Estados Unidos se mantenía sobre el filo de una navaja. Si el Congreso reunía suficientes votos para anular el veto de Jackson, el banco tendría garantizados otros 20 años de monopolio sobre el dinero de los Estados Unidos, tiempo suficiente para consolidar su ya enorme poder. Y en ese momento ocurrió un milagro.

El gobernador de Pennsylvania salió apoyando públicamente al presidente y lanzando duras críticas al banco. Adicionalmente Biddle había sido sorprendido vanagloriándose en público de los planes del banco para deprimir la economía. Rápidamente la situación cambió. En Abril de 1834 la Cámara de los Representantes votó 134 – 82 contra la renovación del banco. A esto le siguió un voto aún más mayoritario para habilitar una comisión especial que investigase si el banco había provocado la depresión.

Cuando la comisión de investigación se presentó en la delegación del banco en Philadelphia, armados con una orden judicial (“sub-poena”) para examinar los libros, Biddle rehusó entregárselos. Tampoco permitió que fuera revisada la correspondencia existente con congresistas relacionada con préstamos personales y adelantos en metálico que fueron hechos. También rehusó testificar frente a la comisión en Washington.

El 8 de Enero de 1835 Jackson canceló la última cuota de la deuda nacional, una deuda generada por permitir a los bancos emitir dinero a cambio de bonos del gobierno, en lugar de que sea el propio gobierno el que emita bonos del tesoro sin ninguna deuda asociada.

Jackson ha sido el único presidente de los Estados Unidos que ha llegado a pagar la deuda nacional.

Unas semanas más tarde, el 30 de Enero de 1835, un asesino llamado Richard Lawrence intentó asesinar al presidente Jackson, pero por fortuna las dos pistolas que llevaba consigo fallaron. Lawrence fue posteriormente declarado no-culpable bajo la eximente de “locura”. Tras su liberación Lawrence les contó a sus amigos que una gente poderosa de Europa le contrató y le protegería en caso de que fuera capturado.

El año siguiente venció el contrato con el banco y su acta no fue renovada. De esta forma el “Second Bank of the Unites States” cesó su actuación como banco central nacional. Biddle fue detenido y acusado de fraude. Fue juzgado y absuelto, y murió poco tiempo después, todavía con varios juicios civiles pendientes.

Después de su segundo mandato como presidente, Jackson se retiró a su casa en Tenessee llamada ‘El Hermitage’, en las afueras de Nashville. Aquí todavía se le recuerda por su determinación en matar al banco. De hecho lo mató tan bien, que les tomó 77 años a los cambistas deshacer el daño que se les había inflingido. Cuando se le preguntaba sobre cual había sido su logro más importante, Jackson contestaba, “¡Yo maté al banco!”

Andrew Jackson peleando contra la hidra de banqueros

.

The Money Masters 1
https://xjmblog.wordpress.com/2009/10/21/the-money-masters-1/
.
The Money Masters 2
https://xjmblog.wordpress.com/2009/11/03/the-money-masters-2/
.
The Money Masters 3
https://xjmblog.wordpress.com/2009/11/13/the-money-masters-3/
.
The Money Masters 4
https://xjmblog.wordpress.com/2009/11/25/the-money-masters-4/
.
The Money Masters 5
https://xjmblog.wordpress.com/2010/01/01/the-money-masters-5/
.
The Money Masters 6
https://xjmblog.wordpress.com/2010/02/15/the-money-masters-6/
.
The Money Masters 7       
https://xjmblog.wordpress.com/2010/03/17/the-money-masters-7/
.
The Money Masters Final

https://xjmblog.wordpress.com/2010/03/29/the-money-masters-final/

.

Anuncios

2 Responses to The money masters 4

  1. Núria dice:

    Hola!
    Estaba esperando tu cuarta entrega…
    Muy interesante. Gracias por tu labor.

  2. xjm dice:

    Gracias Nuria ! Me gustaría poder updatear más rápido, y así poder pasar a otros temas con celeridad, pero bueno, es lo que hay !! Pero hay tantos temas interesantes pendientes … y tan poco tiempo disponible !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: