El amor en los tiempos del pánico – Conferencia de Miyo

Conferencia de Emilio Fiel (Miyo), de Marzo del 2011, acerca del tema del amor, las relaciones, el sexo, la sexualidad, la energía, ser hombre, ser mujer … en fin, todos esos conceptos que bailan en la cabeza y que suelen estar siempre mezclados, unidos pero separados, en una gran mezcla sin orden dificil de desenmarañar..

La conferencia me parece interesante porque nos ofrece un orden, una estructura, para empezar a poner cada cosa en su sitio.

Primero, ponerse uno mismo en su sitio. Después, las energías internas en su sitio. Después, el otro se pone en su sitio. Y despues, juntos, las energías mutuas se ponen en su sitio y se empieza a crear, se empieza a ser un Ser Humano.

No os doy más pistas, a medida que la conferencia avanza se hace más interesante y se van dando claves prácticas.

El link con el video para los que queráis verlo en directo está aquí http://vimeo.com/21299057

Si preferís hecharle un vistazo a la transcripción, empieza a continuación. Para los impacientes, la cosa se pone interesante a partir del punto 5.

Con mis mejores deseos, XJM

1.      Introducción

Hablamos del amor entre hombre y mujer, pero hay cosas antes. Y tenemos que verlas.

Primero el amor es un estado de ser, nunca es una relación con otro. Así que la primera cosa es que el amor nunca puede conseguirse fuera, solo es posible reclamarlo desde el interior.

El amor no tiene que ver con los demás. Ni siquiera la unión entre lo masculino y lo femenino. No tiene que ver con los demás el encuentro con tu pareja cósmica. Solo hay un encuentro y es interno. Todo lo demás viene luego, como reflejo de ese. Como reflejo de esos momentos.

Quien no ama a su Diosa no puede amar a la mujer. Y aquí vienen muchos problemas, que se nos plantean.

Finalmente el amor es como la búsqueda del Grial. Esa espada que he conocido de cerca en los ‘Cursos de Solo Hombres’, …  El grial hay que saber donde uno pregunta, y sobre todo hay que saber que el Grial solo sirve a Dios, al Espíritu. No sirve a ningún rey, ni siquiera al nuestro. Esa es la pregunta que hace que algunos de los buscadores del Grial no encuentren la respuesta. Ellos creen que el Grial sirve a un ser humano. Y el Grial solo sirve al espíritu que Yo Soy.

Fijaros, el amor es una cosa tan evanescente, que no existe. Es como la búsqueda de la perla negra en el fondo del océano. Lo increíble es que nunca existe cuando empiezas a buscarla. Pero en tu búsqueda se va creando y al final la encuentras. Es tu búsqueda la que crea la perla.

Es tu búsqueda la que crea el amor. Así que no he venido aquí para hacer discursos. He venido aquí para provocarte a ti. Como hombre y como mujer.

El amor, sin ninguna duda, nos llevará siempre a grandes poemas. Pero en cuanto entramos en la sexualidad … ejem, ejem, ejem  … siempre nos pica la garganta. !Será por el sexo oral, ya sabéis! 🙂

2.      La espiritualidad instintiva

Fijaros, intentamos hablar de algo que no tiene nada que ver con la cabeza, y desde luego estamos abocados al fracaso. Si con algo tiene el amor que ver es con el vientre, con las células, y por tanto el amor está implicado en el cambio de este tiempo.

Hubo un tiempo en que el alma estaba en la cabeza. Y así Pitágoras en Crotona habla del alma en las glándulas de la cabeza. Después el amor bajó al corazón. El Cristo hizo que no solo hubiera conciencia, alma en la cabeza. No solo Buda existía. Cristo vino a decirnos que el corazón estaba aquí. Y nos abrimos al corazón. Pero el corazón ha causado más líos incluso que la cabeza. Es hora de bajar el alma al vientre, tener una espiritualidad instintiva, una espiritualidad celular, una espiritualidad que no pase ni por el sentir ni por el pensar. Natural, espontánea. Sin meternos en líos emocionales. Sin meternos en líos mentales. A eso se le llama Ascensión.

Ascensión significa “las células despiertan”, y el alma palpita en ellas, cada célula es autoconsciente, y el juego de la Merkabah brilla. Tenemos que dejar el corazón, y sin embargo es un buen soporte. Dejar el corazón no significa abandonarlo, significa dejarlo como referencia única. Nos ha enseñado mucho. Pero ni el corazón ni la cabeza deben perderse. El soporte del ser ha de estar en el vientre y en las células. Esta es la clave de todas estas veces que se ha dicho “somos seres espirituales haciendo una experiencia en la materia”. Nuestro objetivo es bajar el cielo a la tierra, no subirnos a ningún circo, de pino o de palmera muy alta.

3.      La luz y la sombra

Ya estábamos en la luz, entonces ¿para qué vinimos aquí? No lo entiendo. La cuestión es que o nos sobraba algún tornillo, o bien realmente vinimos a vivir el otro lado de la luz, lo que hace resistencia a la luz. En el Universo no hay sombras más que aquí. Hay sombras porque nuestra luz no es real, nuestro sol no nos envía una luz real, es una luz falsa; la luz de la envoltura condicionante de la Matriz.

Hay una parte que se abre a la luz y otra parte que se resiste a la luz. Esa parte crea la sombra. Pero es porque nuestra luz no es verdadera luz, y nuestro sol no es verdadero sol.

Es el quinto sol, el que dará el fuego de la verdadera luz, la luz que ilumina desde dentro, que no hace sombra. Esa es la luz verdadera, la otra no lo es. Es una luz falsa, condicionada. Y siempre estamos persiguiéndola. ¿Qué es la sombra? Lo que se resiste a la luz.

La única cosa que no hay que intentar nunca con la sombra y con la oscuridad es intentar iluminarla. Eso es un desastre. Además de que hace falta algún tipo de deficiencia mental para querer cambiar la naturaleza de algo en el universo.

4.      Lo masculino y lo femenino

Así es el hombre y la mujer. Iguales, pero como el día y la noche, desde el punto de vista del día y desde el punto de vista de la noche. Y no es que la noche sea masculina porque nos gusta más la juerga. Sin ellas no se si habría juerga. Pero no. Es la noche lo femenino. Es la magia lo femenino. Es el ensueño lo femenino. Es el silencio lo femenino. Todo lo que es real es femenino.

Y sin embargo, ¿qué sería de lo femenino si no tuviera soporte en la materia? ¿Qué sería de lo femenino si no supiéramos como se maneja la tierra que nos ha tocado, el cuerpo en el que estamos? Así que vamos allá.

En ese juego del amor, sin ninguna duda hay que unir dos polaridades. Esas dos polaridades, como os digo, su esencia es la misma, pero desde dos puntos de vista. Uno, es capaz de plasmar en la materia los sueños. Se vincula a la disciplina. Se vincula al propósito de futuro. Se vincula a la serenidad. Se vincula por tanto a la creatividad en el plano material. Y otra, se vincula esencialmente a la receptividad, a la sensibilidad, a la disolución, a la entrega. Justamente, a soñar.

El hombre plasma los sueños, y la mujer, lo femenino mejor dicho, sueña. También en nosotros los hombres. La parte nuestra que sueña. El otro yo es femenino, es mi sombra, es mi ser profundo. Yo solo me uno con mi ser profundo. No puedo unirme a lo femenino fuera. Yo tengo que hacer el amor con lo femenino dentro de mi. Y a ese femenino es al que llamo la Diosa. Es al que llamamos el Otro Yo. Es al que llamamos el Doble. Es lo que somos cuando estamos durmiendo. Como os he explicado otras veces, el soñador no conoce al soñado, quien yo soy aquí no conoce para nada a quien yo soy cuando sueño. Y cuando yo sueño, el que soy es totalmente complementario a mi. Aparentemente inverso incluso. Es todo lo que no quiero ver de mi, lo que no he realizado, lo que temo o lo que tengo aun sin desarrollar, ese es quien sueña. Ni él ni yo soy yo. Él dormido y él despierto son yo los dos. Pero no se conocen entre sí. Mientras, ando toda la vida buscando una pareja para completarme.

Esa ansia, esa angustia de plenitud, es la plenitud del otro yo, de mi gemelo precioso. Se dice que Quetzalcoatl, quiso salvar a la humanidad una vez que había sido extinguida en uno de los Apocalipsis. Y como ya no había humanos quiso bajar al inframundo a recoger los huesos de los antepasados. Pero se acojonó. Es lo que les pasa siempre a los dioses de la luz, que se acojonan con esto de la oscuridad. Entró al inframundo, ya te imaginas, todo revuelto de tripas … cosas así. Tampoco hay que meterse mucho con el pobre Quetzalcoatl que estaba en crisis … se sentía muy mal.

Total, ¿que a quién pudo pedir ayuda? Solo a su gemelo precioso, se llama Xolotl. Estaba mal hecho. Un mano para aquí, la otra para allí, un pie aquí y el otro allá. Significa que no podía andar en esta tierra, no existe. Por eso estaba mal hecho. Y sin embargo Xolotl era el otro yo, era la sombra. Era quien podía entrar en la oscuridad. Es el soñado, su gemelo precioso recogió los huesos de los antepasados y gracias a eso la humanidad sobrevivió.

Todos tenemos un gemelo precioso, una gemela preciosa. Y no existe esa gemela en el plano en el que estamos aquí. Cuando entramos en esos otros mundos, siempre hay temor. Os he explicado que el hombre en el otro mundo, en el ensueño, no tiene miedo de los enemigos, de los demonios, no. Cuando os digo ejemplos sencillos os digo que el hombre se asusta, se aterroriza ante la nostalgia, ante la soledad. Ante emociones muy primarias que cualquier mujer podría llevar con naturalidad. Lo que al hombre le asusta es ver a su madre a los 30 años y saber que tiene 70, y que no le ha dicho todo lo que amaba en el camino. Y eso es tan tremendo para lo masculino que sale aterrorizado.

Cierto que hay civilizaciones que llevan a la mujer detrás y al hombre delante. Tienen razón. El hombre es el que abre la puerta de los planos internos. Pero lo que nadie dice es que cuando entra se ACOJONA SIEMPRE. Y la mujer va allí como Pedro por su casa luego. Vamos a decir mejor como María por su casa. A ver si entendemos las cosas.

Así que estamos viviendo el juego del amor desde la perspectiva de todo porque todo es uno, y en ese mundo hemos de unir dos partes. Y siempre que se unen dos partes hay un juego de amor. ¿Qué otra cosa es avanzar hacia lo divino que un conjunto de orgasmos cada vez más grandes? Que te unen cada vez a más seres y a más presencias, y a más realidades, hasta que te unes a la realidad del universo entero. Eso es el gran orgasmo. A eso se llama Samadhi. Samadhi : separarlo todo y volverlo a reunir.

5.      El hombre sensible

Estamos en el Amor.

¿Como podrá haber amor si los hombres son cada vez más sensibles? ¿Si los hombres son cada vez más vulnerables? ¿Cómo puede un hombre defenderse de un subidón emocional con el que no puede? Solo bajando al vientre.

¿Cómo una mujer puede defenderse de convertirse en un marimacho, tomando decisiones de voluntad, dirigiendo su vida con la cabeza? ¿Cómo puede una mujer defenderse de los peligros que hacen que esta sociedad para que una mujer pueda sobrevivir tenga que utilizar métodos masculinos?

¿Cómo una mujer no entiende, primero, que todos hijos e hijas nacemos de una mujer, y que por tanto la mujer está siempre implicada en todo? Segundo, de esa situación se deriva otra. Cuando un chaval entra en la pubertad ninguna mujer debe educarle. A un chaval solo le puede hacer hombre un hombre. Cualquier mujer que quiere controlar a un chaval a los quince años, lo destruye.

Los mundos indígenas son claros en eso. Para que una mujer introduzca más disciplina y más control en un joven, tiene que volverse ella misma un hombre. No. Es el momento de que el padre tome el mando, o cualquier otro sustituto del padre, pero no una mujer. Si no, ella tendrá que tomar la espada y tendrá que cortar cabezas, y perderá su propia feminidad.

Pero si seguimos más adelante, debo decir una cosa. Hay personas aquí, hay personas cerca, hemos hablado ayer o antesdeayer en alguna sesión, que hay varios problemas en lo masculino. Y hablo desde la perspectiva del hombre, y será fácil que vosotras podáis aplicarlo desde lo femenino.

Vamos a empezar por ellos, que es lo que corresponde.

Tenemos varios problemas.

Primero, un joven de 20 a 25 años, con explosiones emocionales incontroladas. Después, un joven de los mismos años con problemas de eyaculación precoz, o de falta de erección o de dificultades para establecer relaciones. Un hombre, un chaval de 22 o 25 años, siempre el mismo, con ansias de suicidarse, con deseos de autodestrucción.  Un chaval de 22 a 25 años que no consigue ser fuerte ante cualquier sustancia. Es capaz de hacerse drogadicto de cualquier cosa, hasta del pan rallado. Se inyectará pan rallado y a la tercera ya no podrá parar.

Y si empezamos a pensar en todas estas cosas, diremos “Joder, si vamos a hablar de esto, ¿qué problemas hay?” Pues solo uno, y se llama “mamá”. Todas estas cosas son una sola cosa. Así está el hombre, así está lo masculino destruido, se llama “Mamá”, nada más que eso. Ningún hombre después de los 18 tiene que estar con su madre. Pero si ya ha estado y no tenemos remedio, será cosa de ponerle una sonrisa y hacer un chiste. A ver como lo arreglamos ahora.

La madre, ¿qué le pasa? ¿lo utiliza como novio? Sin duda si no es feliz lo utilizará. Es una especie de incesto encubierto en que todo lo que tiene y todo el cariño va hacia ese hijo suyo. Pero no es eso. La madre destruye al hijo en nombre del amor, de un buen amor. Ni siquiera le echo nada de culpa a la madre. Simplemente las tradiciones hacen que a los trece años los hombres se separen de su madre. Tres años, no pueden hablar con ellas. Y así se hacen hombres, sino no son guerreros.

Todo hombre que a los 30 años está con su madre está destruido. Está destruido. Nunca será un buen amante, nunca controlará su energía sexual, nunca podrá salir de cualquier dependencia en la que entre, tendrá explosiones emocionales enormes, y el plexo solar, un centro femenino por excelencia, abierto de par en par.

Y así estamos llenos de hombres sensibles. ¿Y por qué? ¿Es culpa de la madre solo? No, el hombre no está en casa, hay muchas separaciones, las madres se entregan más a sus hijos, entregan más de su energía … No se trata de hacer culpables, no se trata. Se trata de simplemente expresar una realidad que tenemos. Dura realidad. ¿El machismo? El machismo, primero, no tiene nada que ver con el hombre. El machismo es anti masculino ¿Ha destruido a cien mil mujeres? Joder, lo siento. Pero es que ha destruido a tres mil millones de hombres también. Es que no queda ni uno. Entonces ¿lo siento significa que uno solo de esos golpes es justificado? Hombre por favor, ni uno solo. El machismo es impresentable. Pero el machismo ha destruido a la humanidad masculina. Y no lo ha creado el hombre, sino mamá. ¿Y por qué? Por que un adulto siempre aparentemente en una situación es más responsable que un joven. ¿Entendéis? No quiero hacer culpables a las madres, pero soltad a vuestros hijos y si no los soltáis largaros de casa. Es muy sencillo. Ha llegado el momento que hagáis una gira hippi de una puñetera vez. Yo ya hice la mía, haced vosotras la vuestra.

6.      El hombre y la mujer

Bien, así que lo que tenemos que hacer es hablar cara a cara. La mujer su poder más grande es la disolución, perderse en el pecho masculino. El del hombre, su presencia en el instante. No hay amor si no hay presencia. El amor solo existe más allá de la mente. O hacemos algo aquí en mis propias palabras que esté más allá de la mente o todo va a hundirse, no va a servir para nada. Un discurso más en medio de la vida. Así que si pienso mucho más, me dais con la vara y yo pondré la mano. Mientras tanto vamos a intentar penetrar un poquito en este misterio.

Primero el amor existe cuando amas a la diosa que eres cuando amas al dios que es, que está dentro de vosotros, que sois. ¿Como se ama? En realidad ¿como se hace uno un hombre? Tu eres un hombre ¿Cómo vas a hacerte un hombre? Pues desaprendiendo lo que te ha impedido ser lo que eres. No tienes que aprender nada nuevo. ¿A qué? ¿Un hombre va a aprender a ser un hombre? ¿Una mujer a ser una mujer? ¿Una madre va a enseñar a un hijo a ser un hombre? ¿O un padre va a enseñar a una hija a ser una mujer? Imposible.

La cualidad de pertenencia a lo masculino o a lo femenino la da el propio grupo del genero en el que estamos. Da igual que te gusten los hombres, que te gusten las mujeres, los perros o las palomas. ¿Qué cada vez vas teniendo más mérito? No hay problema. Te puede gustar lo que quieras. El amor no tiene limites. Porque en el fondo, como en la ensoñación, cuando uno ensueña al principio tiene que dormir, luego lo hace sentado, pasa a través del ojo, pasa a través de la grieta  entre los mundos y el sueño. En el amor igual. Primero cuesta mucho el primer orgasmo. Luego cada vez son mas rápidos, y mas intensos. Y luego de repente está uno en la calle y tiene un orgasmo con el árbol, con el amanecer, con el perro … así se deben … cualquier mujer que tiene una expansión de su corazón se siente expandida ante cualquier cosa. No hace falta líbido ni sexo en medio. Eso solo puede ser el camino más fácil para empezar las cosas.

¿Podemos vivir sin amor? Hemos venido a esta tierra a pasar el examen del amor y sería absurdo toda una vida y suspender el examen. Tenéis examen en Septiembre, en octubre, en noviembre y en diciembre. De marzo a septiembre no, porque hace calor y los profesores examinadores están todos haciendo el amor. Pero todos los demás meses podéis aprobar. No os hace falta pareja para eso. Os hace falta amor con el ser que sois. El amor es un estado de ser. Repito. No es un vínculo con otra persona. Una vez que tu eres redondo y te amas a ti mismo, estás en tu lugar. Simplemente cuando un hombre está en su lugar la mujer que está frente a él o sale corriendo o se vuelve mujer instantáneamente. Y cuando la mujer está en su lugar, el hombre que está frente a ella o sale corriendo o se vuelve hombre. Es así de sencillo. Esto es simple no hay nada que inventar. Solo descansar de lo que somos y atreverse.

Y yo quisiera por tanto hablar de este tema, atreverse. Por que estamos hablando del amor y ¿qué quedará? ¿Mirar esta charla dentro de cinco años? Yo no quisiera que se tirara tiempo de nadie, y el mío tampoco desde luego. Tiene que quedar algo. Hay que decir un COJONES!!! a tiempo.

No parece que era el tiempo adecuado, pero bueno, ya lo dije. Así que creo que voy a ser fino por el resto de la charla.

7.      Amor y sexo : los chakras

Así que vamos allá. Lo que tenemos delante. Es distinto el amor del sexo. Pero es el camino más directo que lleva de uno a otro. La misma energía que es sexo o supervivencia en el primer chakra, es sexualidad en el segundo, es autoestima y creatividad en el tercero, es amor impersonal en el cuarto, es de alguna forma contacto con otros mundos y expresión del ser en el quinto, es visión de otras realidades en el sexto, y es éxtasis.

Así que el camino del tantra es siempre lo mismo. Yo te amo a ti, yo te amo a ti, en un momento determinado los dos se vuelven uno, y ese es el comienzo. La realidad es cuando el uno se vuelve ninguno. Ahí es cuando el tantra realmente existe. La fusión realmente existe. Así que aquí estamos, yo te quiero a ti (sexo), aquí un “me gustas”, “no me gustas” (plexo), aquí los dos somos uno (corazón), y aquí los dos somos ninguno (cabeza). O mejor, el uno es el ninguno. Y de esa forma se entiende mejor. Es la misma energía, la misma energía.

Todo el mundo tiene pareja, pero por la cuenta que os trae, nadie se casa con una amante. Solo con un hermano, con un amigo, con su padre, con su hijo, con su primo; con esos sí. Además ¿como se puede hablar a las diez de la noche de filosofías? Qué profundidad de pensamientos! En la cama, donde sólo hay que hacer el amor, todo dios hablando. Contándose chorradas.

Así que uno se junta siempre con quien no es peligroso. Y por eso se casa uno con su hermano, con su hermana, con su amigo, con su amiga … puede hablar, puede intimar … hombre, no se le levanta mucho … y no hay …. de hacer cosas, pero, …bueno, estamos bien, estamos tranquilos, hay seguridad.

A ver, en el primer chakra, todo es temor. Es difícil establecer una pareja de primer chakra. Es pura supervivencia, pero se es como hermanos. En el primer chakra no hay fuerza entre ellos. Simplemente hay intimidad. No hay amor, no hay sexo.

En el segundo todo es pasión pero nadie quiere compromisos. Por lo tanto no hay normalmente compromisos. Hay explosiones, más o menos nucleares.

En el tercero se busca seguridad, es el lugar donde casi todo el mismo se casa. Se busca seguridad, continuidad, relación de familia.

Solo en el cuarto empieza en el amor, en el cuarto chakra. En todos los demás es el comienzo de nuestro trabajo. A nivel del ego, no existe nada como el amor. A veces hay, como digo, intimidad. A veces hay seguridad. A veces hay un toque sexual fuerte. Pero ese toque normalmente como digo, no hay matrimonios. En el amor (cuarto chakra) empieza otro juego.

¿Como empieza el amor? ¿Como se juega a nivel sexual el amor? Primero el amor no se quiere. Puedes querer amar a alguien pero nunca lo conseguirás. O lo quieres o no lo quieres. O eres consciente o te guía el inconsciente. Solo hay dos tipos de seres. Los que son guiados por su inconsciente y los que son guiados por la presencia Yo Soy. No existe ninguno más. No hay ningún libre albedrío jamás, en ningún lugar. En este juego, si el inconsciente te guía, tienes agujeros por todos los lados y te juntas con alguien que entre en algunos de tus agujeros. En cuantos más entre, más profundo es el enamoramiento.

¿Qué es el enamoramiento? Pues un zumbe como otro cualquiera. Que dura tres meses, unas doce semanas. Doce semanas en que solo piensas en otro, te olvidas de ti, y a eso se le llama enamoramiento. Una enfermedad como otra cualquiera, nada muy importante. Lo esencial es que en vez de estar en tu lugar, en vez de estar centrado en ti mismo, te centras en la otra persona, y eso hace que te extravíes. Que el del medio se pierda. Que haya grandes dependencias.

Una de las claves que tenemos es que el amor nunca hace sufrir. NUNCA. Así que si estáis sufriendo no tiene nada que ver con el amor. Ese es el primer punto.

Todo el mundo diciendo “Es que yo por amor he sufrido …  Es que yo … “ ¿Por amor? Si es la única cosa que no hace sufrir en este universo. Habrás sufrido por dependencia, habrás sufrido por cuelgues y por dificultades y falta de confianza en ti mismo. Habrás sufrido por celos. Habrás sufrido por lo que quieras. Pero el amor no hace sufrir. En el amor tu amas a un ser y amas a todos los seres que ese ser ame. Y quieres que sea feliz, no estás buscando que sea tuyo. No estás buscando agarrarle. No estás buscando encerrarlo en ninguna cárcel de oro.

El amor es un juego en el cual uno respeta al otro. Y lo respeta confiando. Y si se ha unido a alguien es que lo necesitaba. Y fin de la historia.

Por eso también, cuando hay una separación solo hay una forma de no sufrir. Primero no hablar mal de la pareja. Jamás. Segundo, agradecer en todo momento lo que hemos vivido juntos. Tercero, cada vez que nuestra mente piensa en esa persona, enviarle luz, de ombligo a ombligo, porque quien no controla sus pensamientos finalmente está enloquecido. Solo hay una sadhana, y es la sadhana del pensamiento instante a instante. Aunque el instante no dura un segundo, dura siete segundos, como dicen los monjes zen Roshis. Un nen, 7 segundos, ese es el presente.

Así que en ese juego tenemos que empezar a situarnos. Hay parejas de muchos tipos. Pero la pareja que se ama, es una pareja tranquila, que no esta poseyendo al otro, que no te persigue. Puedes estar cuatro meses, seis meses sin hacer el amor con esa persona a la que amas. Y nunca desaparece nada, ni una gota del amor que hay. Es absolutamente inviolable ese amor. Pasan los años y continua. Nunca se rompe. Da igual que estés o que no estés. No importa. Seguramente esa persona tiene su vida y su pareja también, y su familia, y sea difícil verse muchas veces. Pero el contacto con ese amor reunifica para siempre.

8.      El amor como energía de creación

De hecho, el amor es la vía más directa hacia lo divino. Dice el sacerdocio en la suciedad de su mente, que el sexo separa a las gentes de dios. No. Es la represión del sexo la que separa a las gentes de Dios. La que crea monstruos por el camino. Nadie puede vivir en contacto con su ser si su energía no fluye naturalmente y se bloquea en alguna zona. Y el bloqueo a nivel de próstata, a nivel de ovarios, a nivel de pechos, a nivel de todo, crea grandes enfermedades. La energía debe fluir, nunca debe estar quieta. Nunca debe estar quieta.

Y hoy ya empezamos a estar en un lugar en el que por fin la gente dice cosas muy elementales. Si dudas entre dos personas con las que estás bien, elige por favor aquella con la que estés mejor en la cama. Y dice otro “¿será verdad?” Es que eso es verdad. Necesitamos fusión. Y la fusión no lo es todo, es solo el comienzo. Pero necesitamos ese trabajo, ese encuentro, esa entrega, esa disolución. Sin esa no somos nadie, ni siquiera humanos. Y ese es el juego del humano, pasar el examen del amor sobre la Tierra. Eso es lo que tenemos delante.

Un hombre de repente está con una pareja, y la ama, pero no controla su energía sexual. El exceso de feminidad en su vida impide que tenga control del vientre, todavía está en el plexo. Y solo con ver el Triángulo de las Bermudas, ese en el que se pierden tantos trasatlánticos y tantos aviones, solo con verlo ya está perdido, ya se ha ido … por eso se dice, que en ese triángulo se pierde cualquiera …  tenga el tamaño que tenga … es que es tremendo el triangulo ese … rizos incluidos.

Así que hay personas que ven eso y ya no pueden. Y sin embargo, en el camino del amor mágico y de la sexualidad sagrada … amor mágico significa que de alguna forma el amor puede crear mundos, el amor no se utiliza solo para la satisfacción, ni siguiera solo propia, ni siquiera solo de la pareja … se utiliza para sanar, para crear mundos, para crear intentos, para cambiar la realidad material de las cosas. Ese es el sentido del amor, la energía más alta que podemos mover, cien veces más alta que una profunda meditación, no sirve solo para el placer.

En ese juego, hay hombres que pierden su energía rápido. Seguramente ¿por qué? Pues sobre todo por que ese enamoramiento hace que su sexualidad esté en la cabeza. Desde luego que toda pornografía es otra enfermedad. Significa que tu sexualidad no está donde tiene que estar. ¡Aquí! (en los genitales) y está aquí (en la cabeza). Y llevar dos cojoncillos colgando aquí no tiene que ser tan agradable. Vas por la calle y se te ven. Debe ser la marca del codero en la frente ¿No era eso? La marca del chivo entonces, la marca del chivo en la frente.

9. Sexo y divinidad

La sexualidad tiene que estar donde está. La sexualidad tiene que ver con el olfato, tiene que ver con el intercambio de alientos. Yo expulso y tu inspiras. Y así media hora sin salir de ahí. Vaya cuelgue. En las miradas y en los circuitos que hacemos. Todo empieza al revés de lo que creéis.

Sin duda, primero la relación, luego el amor, luego el sexo. Pero aunque sea muy rápido, siempre es así. Vamos a decir de esa manera : primero se sensibiliza uno la energía, después se abre al amor, y después se abre al amor impersonal o universal.

Decía que es el camino más directo a lo divino. Es que lo divino es solo salir de nosotros mismos. Lo divino significa expandirnos más allá de las fronteras de nuestro cuerpo. Y así se entiende fácilmente que el amor puede permitir que haya un reencuentro entre todos, una fusión de nuestro ser con todo. La capacidad para ser árbol, para ser ave, para ser montaña, es y exige perder la forma humana. Que dos auras se fusionen en uno y el amor es el camino más sencillo.

Con el amado o con la amada las dos auras se funden, tu ya puedes ser algo más que tu mismo. Esto es una elevación de Kundalini, lo que los toltecas llaman perder la forma humana. Y cuando Kundalini sale por lo alto ya no eres un ser humano, puedes ser cualquier cosa. Puedes hacerte uno con una silla, uno con una chimenea, uno con un llavero. Con lo que tu quieras. Y de repente a eso se llama también iluminación. A la ruptura de la realidad ficticia, al silencio mental ya descubrir lo que hay detrás.

Este hombre tiene problemas, cuando va a hacer el amor. Cuanto más le guste la mujer con la que está, más rápido va a irse. Cuanto menos le guste más va a resistir. Curiosa situación. Primero porque tiene que sacar su energía de la cabeza y también de su obsesión por esos lugares. Ahí es donde se enchufa la corriente. Pero el amor empieza en el pecho hacia arriba.

En el tantra la penetración es un juego que tiene sus procesos. Primero una mujer no puede excitarse más que a través del pecho. Si la excitas a través del sexo nunca habrá bio-energía. La bio-energía para la fusión exige que la excitación empiece en la boca, la lengua es el signo del corazón, y en el pecho. Y que ella se abra y que nunca entres. Que ella te absorba.

Una vez que el pecho está abierto en ese momento puede empezar el juego amoroso. Y una vez que empieza uno se olvida de ahí abajo. No vuelve a pensar en eso. Ahora estamos aquí ¿A dónde vamos? A ningún lado. Solo eso. Solo ser. Sin hacer. Solo ser.

Y ¿ qué significa por tanto hacer el amor? Una hora, una hora y medio, dos horas, media hora. Pues significa que por fin se entere de algo la mujer. Por ahí hay algunos que se empeñan en decir que hay muchas mujeres frígidas. Yo nunca he conocido a ninguna. He tenido mala suerte. No he conocido a ninguna. Pero claro, si un hombre dura diez minutos dentro ¿como huevos se va a enterar alguien de algo? Si yo fuera mujer se la cortaba.

(…)

El hombre tiene que afrontar esto y tiene que afrontarlo prácticamente. Primeramente tiene que entender el juego de que alimentar su cabeza con excitaciones artificiales a nivel visual, no tiene mucho que ver con el amor. El amor no es visual. Si no estás al 100% con la pareja que estás, totalmente entregado a ella, sin pensar nunca en nadie más, ni un solo instante …  ni siquiera estás ahí, no estás en este juego del amor. Pero si estás ahí, no puedes desarrollar la cabeza.

Es uno de esos bulos que corren por el camino del pueblo que dice “cuanto más piense en mujeres desnudas, más increíble va a ser mi excitación”. Es absolutamente irreal. Cuando estás con una diosa tienes que aceptar, primero a la diosa que tu eres. Lo que tu hagas con ella (la diosa que tu eres) lo harás con la persona con la que estás. No puedes esperar a que ella te de el amor. El amor te lo das tu. Si no no hay solución. Así que no le pidas cuentas. Lo único que se pide es que pueda jugar. Que podéis jugar los dos. Solamente. Moviéndoos, chupándoos, mordiéndoos … diciéndoos ‘cuchi-cuchi’ .. yo que se, alguna cosa así, intelectual, profunda J. ‘Eres para mi como una croqueta al mediodía del domingo’ … una cosa así … algo que toque el corazón.

No habéis visto las croquetas de Donosti, sino no os daríais cuenta.

10. Recapitular lo femenino

Bien, en este juego el hombre  tiene que empezar un camino distinto. El camino primero, recapitular lo femenino. Recapitular significa deshacer el pasado. Pase lo que pase que haya sucedido en tu pasado, acaba con él. El pasado puede y debe cambiar. Recapitula a tu mamá. Recapitula a tus hermanas. La energía femenina de tus ex. Y pide perdón, por favor. Y limpia tu casa.

11. El fortalecimiento del Lingam

Segundo, empieza a fortalecerte. Existe algo que yo he llamado ‘masturbación tántrica’. Significa acariciate, realiza el trabajo del canal central, sube y baja por el, y nunca eyacules. Y cuando sientas que estás ya muy excitado, que vas a eyacular, te paras y despiensas. Luego vuelves a seguir y haces lo mismo. A la segunda o a la tercera no querrás acariciarte más. Y estarás pleno de energía. Y es como si hubieras eyaculado otras veces. Cuando hagas esto varias veces, tu lingam se fortalecerá. Cuando dejes de jugar los juegos pornográficos y de fantasía y vayas a la realidad de este instante, entenderás que ningún hombre debiera excitarse por ver a una mujer desnuda. Ni siquiera por tocarla.

En la vida muchas veces he estado en esas circunstancias y la verdad es que muy pocas veces he visto en mi una reacción de este tipo. Pero como estés con una mujer con la que hay feeling, y te mire a los ojos y los dos estéis de acuerdo, yo jamás he visto que mi cuerpo falle ni una sola vez. Pero claro, soy joven todavía. Por tanto a los treinta y tres esto se dice con mucha ligereza. Que yo esté en el mes de diciembre de los treinta y tres nos significa que no sean treinta y tres. Cada uno con lo suyo.

En ese juego por tanto el hombre tiene que hacer algo primero.. Tiene que entender que tiene que mirar a los ojos, que no se puede hacer el amor escondiendo la cabeza. Que el amor está hecho para ser, para meditar. El amor es una meditación, por encima de todo, que no necesita tecnología. La meditación significa solo ser, no ira a ningún lado.

12. El orgasmo y la eyaculación

Dejar de creer, y este es otro de los bulos que corren por ahí, que eyacular es tener un orgasmo, por favor. Por que es como para daros dos leches. Esto lo arreglaremos luego entre nosotros. Que eso sea un orgasmo … ¿Hacer así es un orgasmo? (Mueve la cabeza y el torso de un lado al otro) No, es un calambre. O es un perro que se ha mojado y está quitándose el agua del pelo. ¿Pero, eso es un orgasmo? ¿Esa cosa? ¿Así?

Pero vamos. Así que la primera cosa es entender que los orgasmos empiezan a extenderse por el mundo. Los hombres sensibles también empiezan a tener muchos de ellos orgasmos sin eyaculación. Igual que las mujeres empiezan a tener eyaculaciones muy fuertes, muy grandes. En el camino del amor hay que evitar la eyaculación masculina y femenina. Sin duda hay mujeres que lanzan su eyaculación a seis metros de distancia, y que eyaculan como veinte veces un hombre. Es así, real. Y pueden controlar su eyaculación. Se excitan, tienen un orgasmo, pero no tienen porque eyacular. Tienen que dar permiso corporal para eso. Es otra musculatura la que se mueve. Entonces esta realidad cada vez es mayor. Las mujeres eyaculan y los hombres tienen orgasmos sin eyaculación. ¿Por qué? Por que ahora todos somos mezclados. Porque gracias al movimiento homosexual y al movimiento lésbico, estos seres que se han dedicado a la parte oscura de la lucha, contra el machismo imperante, nos han ayudado a caminar hacia delante. Y nos han ayudado en algo esencial. Hoy hemos de vivir masculino y femenino en nosotros. Y sin eso no somos completos.

13. La luz y la sombra

Pero no solo ese masculino y femenino, sino yo otro yo. No solo eso, luz y sombra. Y todo eso forma el único Yo soy, el que permite no pensar nunca en lo que está exterior, no tener dudas nunca de quien somos, sentirnos siempre plenos con nosotros mismo. Y cuando seamos redondos, a nuestro lado habrá otras gentes redondas y quizás decidamos compartirnos amorosamente. Pero no nos compartimos por necesidad. En la luz está el amor y la entrega y la sensibilidad. En la oscuridad está el deseo y la necesidad. Y son los dos polos.

Fijaros, que pasaría, si la luz fuera solamente los mundos que se mueven a través del corazón, y la oscuridad los mundos que se mueven a través de la mente, ¿qué pasaría si una vez viniéramos en una familia y otra vez en otra? ¿qué pasaría con todas estas gentes que quieren dividir el mundo en buenos y malos? Si nosotros hubiéramos tenido muchas vidas en la luz del corazón y muchas vidas en la oscuridad de la mente, y que hubiera que pasar por ambas para aprender. Tenemos que aprender a amar la luz y a amar la oscuridad. Pero mucho más a amar desde la luz y a amar desde la oscuridad.

Hay muchos seres que tienen un lado oscuro brillante y bello. Cuando alguien ha estado veinte años con la coca, y sale de la coca, tiene una oscuridad brillante. Sabe algo de la oscuridad que nosotros nunca sabremos. Y ese algo es a respetar.

Hoy nadie puede pasar a la siguiente dimensión si no une luz y oscuridad. Si no une los opuestos, o los complementarios, si no une masculino y femenino, si no une yo y el otro yo. Y hemos de atrevernos. Hay barreras en medio.

14. La masculinidad sensible

Así que en este juego está apareciendo la masculinidad sensible, que estamos trabajando con ella, desde hace unos pocos años, muy pocos años. Empezó en el año 1997 pero aun descendió de verdad sobre la tierra mucho después. La mujer nos llevaba mucha ventaja. En algunos sitios hay más brujas por metro cuadrado que conejos en la pampa argentina.

¿Y donde están los hombres? Bueno, un 70% de las mujeres ya no quieren hombres están hasta las narices de los hombres. Cada vez que se hacen grupos de diosas, de mujeres, te encuentras con que el 70% no tienen pareja. Si por lo menos se arreglan entre ellas, pues habremos logrado algo, pero es que no hay hombres para hacer frente a estas mujeres que despiertan. El hombre no solo es débil psíquicamente, sino que de alguna forma no asume su poder, no está poniéndose en su lugar.

¿Como es posible que un hombre esté arrastrado por la menor emoción que le llega en la vida? La cualidad del hombre es la serenidad y la sobriedad ante las emociones. Desarrollar el vientre de una puñetera vez. Y manteneros en calma.

¿Qué es eso de intentar agarrar a la gente a través de emociones? ¿Quién ha inventado eso en lo masculino? Nos hemos atado al lado negativo de lo femenino, en vez de coger el positivo. Pues estamos bueno.

Así que en todos estos juegos sobre el amor, la clave está en que llegues a las paces con tu interior. En que sepas meditar y completarte a ti mismo ahí dentro. La parte externa y la parte interna. Sin duda aprender de los errores, sin duda ser sobrio y humilde y tener buen sentido del humor contigo mismo.

Pero también es verdad que ‘la ternura’ no es femenina y ‘dos leches’ masculina. Que ese lenguaje ya vale, que es una vergüenza. Que alguien esté acariciando a otro, a un niño, y que diga “oigh, es que es tan femenino … mira que tierno es”. Le pegan y “jo, es que no veas, le sale el machismo por todos lados”. No, bonitas, no. Lo masculino tiene su ternura y lo femenino la suya. Y lo masculino tiene su gilipollez y lo femenino la suya. Y su violencia, y lo femenino la suya. Y os aseguro que la guerra psíquica es mucho más sangrienta que la otra, aunque hace menos sangre.

Entonces nunca se recuerda la violación en sí salvo que haya sido una bestiada, como casi siempre es. Lo que se recuerda es que te apuntan con el dedo. Eso es lo que se recuerda, eso es lo que destruye a un ser. Fijaros que estoy hablando de algo que es duro en ambas circunstancias.

15. La semilla sexual y el tantra

La guerra psicológica es un tema muy delicado. En este sentido entonces tenemos que cicatrizar el plexo solar. No puede ser la guía de nuestra vida. No podemos comernos la tensión que hay fuera de nosotros. No puede ser que porque haya agitación nosotros también nos agitemos. No puede ser que porque haya mentira, nosotros caigamos en la mentira. No puede ser que porque tu pareja te diga que eyacules, tu eyacules. No puede ser. Puede pedirte lo que quieras, y tu puedes hacer como si.

Pero el hombre guarda su semilla dentro. ¿Por qué? Porque es la única cosa que tiene.

¿Qué creéis que hace un cuerpo luminoso grande? La semilla sexual. La semilla sexual solo sirve para hacer hijos. Yo estoy de acuerdo con los curas. Como hoy nadie los defiende. La única diferencia es que yo hago el amor todos los días, y ellos solo cuando terminan la misa.

A ver si lo entendemos. La fuerza genésica es tan sutil, que hace unas cosas pequeñas así que hacen “guaa, guaa, guaa!!!” y luego crecen y son personas. Así que hay que tener cuidado con ello. Si tienen tanta fuerza cuando son mayores, cuidado que de pequeñitos igual tienen también fuerza. Como tienen la colita y van por ahí así corriendo.

Quizás entender esto, el cuerpo luminoso se nutre de la energía sexual. Cada vez que eyaculamos nos vaciamos. A los veinte años puede tener sentido. Quizás haya una vitalidad que se desborda y a veces, puede tener sentido. Pero ya desde los treinta y tres, ninguno. Ningún sentido.

Y no creáis que por eso se tienen poluciones nocturnas o tenga uno que masturbarse. No eyacular es no eyacular. Fin de la historia. ¿Se puede vivir así? Sí, magníficamente bien. Y con una energía tremenda y una creatividad sin limite. Quiere eso decir que ya no puedes eyacular …. no, no, no … como te descuides puedes eyacular en cualquier momento. ¡Como no! No, no estamos hablando de una enfermedad, estamos hablando de una elección.

Yo tenía veinte años. Un poco antes. Fui iniciado de una forma excepcional por un ser muy especial también. En la zona del Maharastra, en un lugar cercano a Jaipur en India. Nunca le pedí que fuera mi maestra y nunca lo fue. Pero hubo una iniciación allí, sorprendentemente guiada desde arriba y no desde las estructuras de un ashram, o ni siquiera del Tantra shastra, el Tantra de la Diosa, al cual siempre he estado yo muy cercano.

Y tengo treinta y tres años, pero eran tiempos de Franco. Cuando yo hablaba del Tantra … pues imaginaros. Claro, además de hablar del Tantra iba en camiseta de tirantes a diez bajo cero, en sandalias, y cosas de estas. Eran otros tiempos. Una pierna por aquí, otra por allí. Y luego sobre dos dedos así. Así que eran tiempos juveniles y uno hace las tonterías que hacen los jóvenes. Para eso están.

Ahora, en ese juego, ha pasado mucho tiempo, y habéis comprendido muchas cosas. Lo único que no puede comprenderse es que alguien no esté satisfecho. Lo único que no puede comprenderse es que alguien tenga pareja y esta pareja no le lleve a la disolución ni al placer. Lo único que no puede comprenderse es que haya tantos hombres angustiados porque no controlan su energía sexual.

Repito. Hay formas de trabajar este tema. Yo he tenido cerca de mi cientos, por no decir miles de hombres, que han aprendido el camino. Es relativamente sencillo de hacer. Tenemos que encauzar la energía en el canal central, en el camino de los dioses.

Hay muchas mentiras. Moviendo más las caderas no se tiene más placer.  No hay una mayor erección. Cuanta más lentitud lleves más erección y mas larga existe. Cuanto más lento seas más sensibilidad se desarrolla.

Empieza desde el pecho femenino, como he dicho antes. Cuando estas ahí en medio del juego, detente, parate, sonríe. Y no pasa nada. Todo es un juego continuo. Dura horas, y despierta muchas cosas. No hay ninguna mujer que no vuele así. En media hora no hay ninguna mujer que no vuele. Pero menos que eso no puede ser. ¿qué tienes que hacer? Pues seguir haciendo el amor. Si tu haces el amor y no eyaculas, entenderás que podrás acariciate sin eyacular, y todas las demás cosas.

Pero también a otros niveles y desde lo femenino. Es imprescindible que enseñéis a vuestros hombres. Si le dijerais a un hombre, que os guste, porque si no os gusta … pfff …de qué vamos a hablar. La primera cosa es ¿queréis vivir con esa persona dentro de veinte años o no? Si ya os preguntáis esto está claro que no os gusta. Cuando uno os gusta no pienso uno mas que ahora. Pero cuando se hace uno alguna pregunta, la primera cosa es ¿estamos bien?¿o nos hemos llenado nuestros mutuos agujeros y esto no parece que fluya ni que haya chispa entre nosotros? Si la hay, cualquier mujer puede hacer que su hombre alargue la relación.

Por eso si en momento determinado, cuando ve que el hombre empieza a dispararse, lo detiene. Lo para. Y le dice: ‘Es que tu chupas como nadie el dedo gordo del pie. ¿Me podrías por favor chupar ahora que es lo que más me gusta de ti?’ Si le dices que es el mejor, el hombre parará. No hay ningún hombre que no pare. Pero primero le tienes que decir que es el mejor.

Y sobre todo el pecho. Solo el juego del amor se vibra a nivel del pecho. Luego uno puede mirarse largo tiempo, hacerse un ‘bindi’, ponerse un OM y crear otros mundos en fijación hasta que la energía suba hasta lo alto.

¿Cómo sube la energía a lo alto? Es un juego muy sencillo, une máxima excitación con máximo rebajamiento. Este es el secreto del tantra. ¿Como puedes estar totalmente excitado y totalmente relajado al mismo tiempo? Esto es lo que permite que la energía suba.

Si queremos hacerlo en un camino lineal, vamos a decir, primero excitamos mucho, parar, descansar, volver a excitaros, parar, descansar … pero en realidad la clave es excitarse y descansar al mismo tiempo. Hay un koan en el Zen que dice ’Cómo echarse boca arriba y lograr cansarse’.

16. Las polaridades y el tantra

El tema por tanto es que entendáis que todo el camino de la ascensión de la energía va de abajo a arriba. Pero en lo femenino primero empieza en el pecho, luego baja y luego sube. Así que hay caminos diferentes.

El polo positivo es el que debe, de alguna forma, excitarse. En el hombre está en los testículos, en la mujer está en el pecho. Y la polaridad se hace con el polo negativo, que en el hombre está en el pecho, y en la mujer está en el vientre.

De tal manera que el hombre enciende el fuego en el vientre femenino, espera 20 o 30 minutos. La mujer naturalmente lleva eso a su pecho. El hombre se entrega a la Diosa y permite que la mujer dirija y le abra su corazón. Y la diosa se abraza a él y le entrega toda su energía. Si no la entrega se convertirá en una mujer celosa y en una arpía. Por eso es esencial para que haya una buena relación, que la mujer suelte toda esa energía de su pecho y el hombre le deje entrar esa energía. Y se abran al pecho, al corazón de la Diosa. Esto es lo que crea, de alguna forma, el secreto esencial del Tantra. ¿Entendéis?

Si no la mujer se quedá aquí (pecho) y empieza a lanzar ironías sobre lo masculino, a despreciar lo masculino, porque desprecia su parte masculina. Claro. Porque su padre quizás no ha sido amoroso, porque sus amantes no han dado la talla, seguramente. Pero hay que recapitular todas esas cosas.

Y sobretodo entender eso. Que el hombre tiene que entender que no es el tiempo de lo masculino, que la Diosa debe dirigir cuando del pecho se trata. Y entregarse como un niño pequeño a esta apertura que la mujer hace sobre él y en esa entrega el hombre abre su corazón, de alguna forma florece su sensibilidad, y la mujer se queda en paz. No vuelve a pedirle cuentas. No le dice a donde va, a quien mira … ya no es celosa, ya no hay manera. Le cuesta mucho entrar en ese juego de los celos. Quizás la rutina le haga parecer que empieza, pero se despista en seguida, ya no entra más ahí. Pequeñas cosas.

(Avisan de que queda 10 minutos de conferencia)

Pero me están diciendo que aquí el tantra no … que hay que conformarse con los minutos que tenemos y que no es una cosas como me decían a mi “horas de hacer el amor” … que diez minutos me dicen. Que eche un polvo rápido y que es lo que hay.

(pequeño break)

Primero tu eres capaz de amar. No es difícil amar. Venimos ya con el programa puesto. ¿Qué es amar? Respetar al otro. ¿Que hacen los niños cristal? Nada más que eso. ¿Cual es la relación cristal que está llegando a los nuevos niños? Simplemente, yo te respeto y lucho por tu libertad como lucho por la mía. La tradición de la Odisea dice, cuando Circe se acerca levanta la espada. Que significa ‘Cuando una mujer quiera controlarte, levanta la espada’. Esa es la defensa de lo masculino. Levantar la espalda no significa cortar cabezas, que nadie se equivoque. Es levantarla. Significa ‘Uooooooo’.

Vaya, no era eso lo que pensaba decir, pero … por pensar.

Solo he querido decir que si el hombre quiere defender su espacio no puede permitir que la mariconería emocional de la mujer domine su vida. No puede ser. Pero al revés tampoco. El juego principal es que mientras no permitáis que la mujer vacíe su pecho en realidad, nosotros mismos somos los que estamos provocando la necesidad de control.

Así que todos somos responsables, no hay forma de evitar. Estamos en un negocio mutuo en el que aquí todos somos parte del juego. En este juego entonces, relajarse y excitarse al mismo tiempo.

Fijaros. Para que uno eyacule tiene que levantar el percutor de los testículos. Hay un percutor. Si uno se empeña en relajar los testículos no puede eyacular, pero nadie se empeña. ¿Pero y que mujer se empeña, cuando está llegando al orgasmo, en relajar su yoni? Y sin embargo si no lo relaja nunca tendrá un verdadero orgasmo. Hoy toda la energía del orgasmo vaginal, del orgasmo del Yoni, ha pasado al clítoris. Porque solo lo externo tiene valor.

Y ciertamente el clítoris es la única terminación nerviosa corporal que es sexual. No sirve para nada, más que para eso. Tiene 8000 terminaciones, mucho más que la lengua y los dedos juntos. Imaginaros. Pero el orgasmo verdadero seguirá siendo el orgasmo profundo de la vagina, del yoni. Es ahí donde están los puntos reflejos del corazón y de los pulmones.

Si solo hay caricias, como en los juegos muchas veces, de las mujeres cuando están juntas, en una relación lésbica, pues se encuentra que hay muchas infecciones de vejiga, muchas cosas en la orina, porque se excitan solo puntos reflejos de la superficie de la vagina.

Hay que intentar entender ese juego, en ese juego en el que estamos, en ese juego mutuo, tenemos que recuperar el orgasmo vaginal, Y solo se recupera con el juego de la lentitud. Con el juego tan clásico dentro del taoismo, de … cuatro o cinco veces en superficie, solo con el glande acariciando el yoni,   lingam-yoni, y luego hacia adentro varias veces. Y otra vez fuera y otra vez dentro.

La postura mejor para los hombres es sentado, en ‘yab-yum’, porque es como mejor controlan. Cuando uno controla ya la propia postura ‘yab-yum’ es con los pies cruzados y la mujer encima del hombre. Así. Como en las imágenes de shiva Shakti (que no es shiva en realidad) de los tibetanos.

Esa es la postura en que mejor se controla la energía. La segunda es la mujer encima. Pero ciertamente cuando ya se controla la energía, cuando alguien es maestro de su energía, la postura del misionero, deja de ser la postura del misionero para convertirse en una de las más importantes que existen en el amor.

Hay posturas de costado y otros caminos también. Lo que importa repito, es que tenemos que recuperar esa fuerza. Que no podemos seguir jugando solo en la superficie. Que para eso tenemos que estar mucho tiempo unidos. Las energías tienen que fundirse, las auras tienen que fundirse. El objetivo esencial no solo es la expansión mas allá del edificio donde estamos. Se puede sentir meditaciones profundas, ensoñaciones grandes, salidas del cuerpo. La clave del amor muchas veces no esta solo mientras lo hacemos, está en el descanso posterior, que tan poco gusta a los hombres, en el cual ellos dos, abrazados simplemente, pueden volar y alcanzar  grandes experiencias. Pero claro, para eso ha tenido que haber una buena, intensa relación amorosa. Que haya sido profunda. Entonces los regalos llegan. Meditaciones increíbles. Viajes increíbles.

El amor puede ser utilizado para elevar el mutuo placer, pero también la mutua conciencia. Para sanar a otro seres. Para hacer viajes. Puede ser utilizado para lo que queráis. Nunca ha habido energía más grande, más fuerte, en la naturaleza.

Así que ¿qué? Estamos aquí solo pensado en nosotros? El hombre es un egoísta cuando eyacula. Solo piensa en sí mismo. Ni siquiera piensa en si la mujer ha llegado a algún lado. Da por hecho que bueno, si ya ha llegado, pues ha llegado .. no, vaya mierda de forma de pensar.

17. Dar y recibir

Mirad, el amor tiene que ser así. Cuando os miráis a los ojos y entendéis mutuamente que habéis nacido para amar al otro. Yo he nacido para amarte. Esto es un homenaje a alguien que está aquí, y una frase real del camino con corazón. Yo he nacido para amarte.

Pero por favor dejad de creer que hay una sola alma gemela. Es absurdo. Alma gemela es una expresión del ser. El ser es lo que yo soy en otra dimensión. Es lo que yo soy en quinta dimensión. Es el otro yo. Ese es el alma gemela.

Primero debo amar quien yo soy. Y yo soy en otra dimensión. Entonces aparece ese ser ahí afuera al que puedo amar. En ese juego que esta ahí, en ese vinculo, nos encontramos con que tenemos que abrirnos a una dimensión más grande cuando hacemos el amor. El aura tiene que ser más grande.

Antiguamente cuando había un amor intenso, los dioses pleyadianos cabalgaban a la pareja. Y de hecho aun sucede. Los dioses pleyadianos ya no pueden hacer el amor. Pero si hay un amor muy intenso, ellos bajan, y entregan un gran éxtasis y reciben su alimento. Por que los dioses se alimentan. Y algunos se alimentan de amor. Y así cuando tenéis un amor muy intenso, a veces sentís esa presencia que os exalta, y es la presencia de los dioses pleyadianos.

Yo he conocido a algunos de ellos así. Y he conocido la forma, hace ya muchos años, en que trabajan. Ellos dan y reciben. Porque todo el mundo se alimenta. Todos dar y recibir . Eso es amar. Aprender a dar. Aprender a recibir. Aprender a como y cuanto recibir. Ese es el juego. Y en ese juego, repito, tenemos que intentar a toda costa entender que no hay una sola alma gemela para nosotros. Que aun las almas gemelas se separan. Aunque el amor no desaparece. Que cualquiera que refleje a ese ser de quinta dimensión, a ese ser elevado que yo soy, es un alma gemela. Son esos racimos de alma hermanados que llegan sobre la tierra.

Y en ese juego pues yo también he nacido para amarte. Y en ese juego también, los escalofríos en la columna, las emociones intimas, los ojos brillantes, son la clave de que esto realmente vibra. Sin eso no hay amor.

18. Ser como niños

Entonces ¿quién puede ser Diosa? Alguien que no quiera ser ella misma. Alguien que se abandone el papel de teatro que está jugando aquí y acepte lo que es. No hay una sola mujer que no sea bella. No hay un solo hombre que no tenga fuerza, que no tenga presencia de Shiva en sí.

Ahora si deja a un lado lo que es, su pasado, lo que su padre le hizo … no se puede estar toda la vida haciendo terapias, no se puede estar toda la vida intentando arreglar esta esquina. El universo nos honra por el grano en la nariz que nos hace distintos de nuestro hermano gemelo. Ese grano es el que hace que el universo nos honre.

Pues de la misma forma, cuando uno se despoja, se desnuda de lo falso, lo real siempre está ahí, y se atreve a mirar con ojos, con ojos de humano. Y se atreve a que los ojos le brillen y se lo merezcan, y se atreve a entregar su pecho humano. Y en ese momento no hay ni un solo ser que no pueda realizar el amor.

Así que los dos fundidos en lo que es el rostro original. Dejando lo que habéis aprendido. Mis palabras. Todo. Solo un niño jugando, una niña jugando. Juntos y abrazados. Como los niños. Si hay que chillar se chilla. Pero un segundo después no pasa nada. ¿Entendéis?

Pues ha sido un placer estar con vosotros un ratito, hablando de algo que siempre hemos de ser muy humildes y pedir disculpas por si ha habido algún roce … y siempre se siente uno pequeño ante la grandiosidad del amor y la simpleza del amor.

Uno se siente siempre traspasado por la inocencia. Ser complicado es tan fácil. Pero al koan solo responden de verdad y no recibe sesenta bastonazos los que saben vivir el ser aquí y ahora como un niño.

Así que no nos equivoquemos, en el amor también.

Así que gracias por vuestra atención.

19. Otras informaciones (XJM)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: