Vivir de la luz y la conspiración por el control del ser humano

30 julio 2011

Por fin.

Ya hace casi cinco años. Me pasé aquel verano paseando por los parques con mi ipod, escuchando informaciones alternativas a los medios oficiales. Fueron días/semanas de leer libros, escuchar opiniones, ver videos, buscar informaciones … fue tiempo de descubrir temas como la manipulación del ser humano a través de las vacunas, los alimentos genéticamente modificados, las ondas electromagnéticas de baja frecuencia, la manipulación informativa, la manipulación del dinero, el sistema económico, los bancos centrales, las familias que controlan el mundo, las lineas de sangre,la manipulación de la historia, la influencia extra-terrestre en la historia humana y en el desarrollo humano, las eras, restos arqueológicos imposibles, satélites y planetoides con características artificiales, …. y un sinfín de temas más.

El efecto de todo ello fue darme cuenta de que vivimos en una mentira durante el 100% de nuestro tiempo (Salvador Freixedo lo llamó “La granja humana”). Y la mentira viene de fuera. Toda la información que recibimos a través de los medios de información y de las estructuras oficiales es mentira.

Posteriormente descubrí que toda la información oficial no era mentira. Al contrario. Era todo verdad. Las vacunas tienen efecto sobre la salud de las personas (producen respuesta inmunológica), los organismos geneticamente modificados son de gran ayuda para producir mas, el dinero es una forma de intercambio de energía muy útil, el día de votaciones efectivamente elegimos al presidente de nuestro país entre las opciones que tenemos … todo verdad …

Luego si el mundo “oficial” es verdad, y el mundo “alternativo” también es verdad … pero ambos pintan un cuadro muy diferente del estado del ser humano y del mundo … ¿como se come esto? Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

La enfermedad como camino – La sombra

17 julio 2011

Extraido del libro “La enfermedad como camino“, de Thorwald Dethlefsen y Rüdiger Dahlke. Capitulo 3, “La Sombra”.

“Solo hay un camino que lleva a la curación : la verdad. Toda enfermedad surge de una mentira”.

III. LA SOMBRA

El individuo dice «yo» y con esta palabra entiende una serie de características: «Varón, alemán, padre de familia y maestro. Soy activo, dinámico, tolerante, trabajador, amante de los animales, pacifista, bebedor de té, cocinero por afición, etc.» A cada una de estas características precedió, en su momento, una decisión, se optó entre dos posibilidades, se integró un polo en la identidad y se descartó el otro. Así la identidad «soy activo y trabajador» excluye automáticamente «soy pasivo y vago». De una identificación suele derivarse rápidamente también una valoración: «En la vida hay que ser activo y trabajador; no es bueno ser pasivo y vago.» Por más que esta opinión se sustente con argumentos y teorías, esta valoración no pasa de subjetiva.

Desde el punto de vista objetivo, esto es sólo una posibilidad de plantearse las cosas—y una posibilidad muy convencional—. ¿Qué pensaríamos de una rosa roja que proclamara muy convencida: «Lo correcto es florecer en rojo. Tener flores azules es un error y un peligro.» El repudio de cualquier forma de manifestación es siempre señal de falta de identificación (… por cierto que la violeta, por su parte, no tiene nada en contra de la floración azulada).

Por lo tanto, cada identificación que se basa en una decisión descarta un polo. Ahora bien, todo lo que nosotros no queremos ser, lo que no queremos admitir en nuestra identidad, forma nuestro negativo, nuestra «sombra». Porque el repudio de la mitad de las posibilidades no las hace desaparecer sino que sólo las  destierra de la identificación o de la conciencia. Lee el resto de esta entrada »